21 de mayo de 2009

Peter Senge: La Quinta Disciplina


La Quinta Disciplina” de Peter Senge se ha convertido en una de las obras de referencia más importantes dentro del pensamiento gerencial contemporáneo, siendo considerada como uno de los artífices del proceso de cambio generado en las organizaciones durante la década de los noventa, introduciendo las nociones de una organización “inteligente” basada en elementos innovadores como el de la visión compartida, el aprendizaje en equipo y el desarrollo de modelos mentales como herramientas para generar el cambio en la forma de pensar y de actuar en las organizaciones.

El autor nos presenta una aproximación a la teoría de las organizaciones abiertas al aprendizaje, desarrollando los conceptos de construcción de visiones compartidas, el crecimiento personal y el pensamiento sistémico. Básicamente, enfoca su análisis hacia la descentralización del papel del liderazgo dentro de las empresas, de tal manera que se aproveche al máximo el talento de la gente para trabajar productivamente hacia la consecución de objetivos comunes.

Senge define a este tipo de organizaciones como “inteligentes”, ya que en ellas el talento humano expande continuamente sus capacidades para crear los resultados esperados, demostrando una alta disposición de aprender más rápidamente que sus competidores, lo cual se convierte en una ventaja competitiva sostenible. De acuerdo con ello, considera que no hay organización inteligente sin visión compartida, ya que “... sin la búsqueda de una meta que la gente desee alcanzar, las fuerzas que respaldan el statu quo pueden ser abrumadoras. En cambio, la visión compartida alienta la experimentación y el deseo de correr riesgos... La excelencia de la meta induce nuevas formas de pensar y actuar”.

Definición de Liderazgo.

Para Senge, el liderazgo implica aprender a moldear el futuro. Existe el liderazgo cuando las personas dejan de ser victimas de las circunstancias y participan activamente en la creación de nuevas circunstancias. El liderazgo implica crear un ámbito en el cual los seres humanos continuamente profundizan su comprensión de la realidad y se vuelven más capaces de participar en el acontecer mundial, por lo que en realidad tiene que ver es con la creación de nuevas realidades.

¿El lider nace o se hace?

Senge plantea que en la noción de liderazgo debe mantenerse una disciplina de la visión compartida, en la que los principios del dominio personal en el mundo de la aspiración colectiva y del compromiso compartido se consideran elementos determinantes; dentro de ella, el dominio personal es la disciplina que consiste en aclarar continuamente nuestra visión personal, concentrar las energías y ver la realidad cada vez con mayor precisión. Por otra parte, sostiene que "el afán y la capacidad de aprender de una organización no pueden ser mayores que las de sus miembros, por ello, el dominio personal es piedra angular y cimiento de la organización inteligente".

No existe, por lo tanto, una apreciación estricta de que el gerente nazca, ya que en el marco de una política de visión compartida todos tienen características y/o cualidades para desarrollar el liderazgo, importando en este caso la orientación de consenso que permita tomar decisiones orientadas hacia el objetivo común.

Tipos de Liderazgo.

Más que modelos específicos de liderazgo, Senge sostiene que hay una disciplina de la visión compartida, que introduce los principios del dominio personal en el mundo de la aspiración colectiva y del compromiso compartido, elementos que condicionan la adopción de esquemas de liderazgo basados en la concertación, el diálogo y la interrelación entre todos los cuadros presentes en la organización.

El dominio personal no es más que la disciplina de "aclarar y ahondar continuamente en nuestra visión personal, concentrar las energías, desarrollar paciencia y ver la realidad cada vez con mayor precisión... comienza por aclarar las cosas que de veras nos interesan, para poner nuestra vida al servicio de nuestras mayores aspiraciones”, sin dejar de lado la evaluación de los compromisos recíprocos entre el individuo y la organización.

Ante este panorama, los esquemas tradicionales de liderazgo deben ser repensados integralmente, por cuanto no se adaptan a estas nuevas condiciones al estar basados en la idea del liderazgo individual, con muy poca o ninguna vinculación con la toma de decisiones por consenso.

La esencia de "La Quinta Disciplina".

La obra es un reconocimiento de Senge hacia el pensamiento sistémico de los últimos cincuenta años. El pensamiento sistémico, nos dice, es el que ensambla a las otras disciplinas del aprendizaje organizacional, por lo que le da importancia como tema central del texto. Senge considera que tanto el mundo de los negocios, así como las otras empresas humanas, son sistemas integrados por elementos que están unidos mediante conexiones invisibles de acciones interrelacionadas, de largo y complejo efecto, que nos permiten aclarar los patrones globales y ver cómo cambian.

Este enfoque rompe radicalmente con la práctica acostumbrada en las organizaciones, en donde se mantiene la tendencia a pensar que el liderazgo es una cualidad inherente a ciertas personas, interpretación que presenta algunas fallas:

  • Identificamos personas con potencial de lideres en vez de desarrollar el liderazgo en todos los que integran la organización.
  • Perdemos nuestra atención en evaluar lo que realiza un lider específico, con las variables de quienes tienen el poder y desean conservarlo, mientras otros tratan de quitárselo.
  • Cuando las cosas salen mal, culpamos a los lideres incompetentes, evadiendo nuestras responsabilidad en el asunto y cuando la situación se torna difícil o no acorde con nuestras expectativas, esperamos las fórmulas mágicas de la puesta en escena de un lider que nos resuelva y rescate de la situación imperante.
  • Durante este proceso, no tomamos en consideración la principal interrogante: ¿Qué somos capaces de crear en forma colectiva?.

Los planteamientos realizados por Peter Senge en “La Quinta Disciplina” no sólo se han mantenido vigentes, mostrando cómo las organizaciones pueden ser capaces de sobreponerse a las dificultades, reconociendo las amenazas y enfrentando las nuevas oportunidades que presenta el nuevo entorno de negocios, sino que las complementa en la actualidad con la necesidad de adoptar un sentido mucho más humano, más ecológico y más responsable, que permita reducir la brecha social existente bajo esquemas inclusivos de desarrollo del talento humano.


Texto evaluado:

Peter Senge. La Quinta Disciplina: El arte y la práctica de la organización abierta al aprendizaje. Barcelona: Editorial Granica (Grupo Editorial Norma), Colección Management y contexto, 1999, pp. 494.

Resumen elaborado por Luis Manuel Carapaica Gil y Douglas Ortega. Gerencia y Cambio Organizacional, Mayo 2009.

1 comentario:

Dennis H. Lewis dijo...

La mayor pérdida de tiempo posible es tratar de cambiar a los demás.

La definicion de liderazgo tiene que fundamentarse en el respeto y la disposición a permitir que los demás se desarrollen según su propio perfil.

Enhorabuena por el artículo.