23 de marzo de 2011

Café Responsable... el café virtual de la RSE


El café, sin lugar a dudas, representa algo más que una bebida en nuestros países, es un protagonista de excepción en la rutina diaria, formando parte integral de nuestra cultura, actividades y tradiciones. Desde muy temprano en la mañana compartimos las primeras horas del día en casa acompañados de una taza de café humeante y espumoso, para luego volver a encontrarlo en la oficina, en las reuniones del día y en cualquier otro momento propicio para compartir con nuestros amigos y seres queridos, sin contar las ocasiones en que la omnipresente taza de café se convierte en el compañero ideal frente al computador (algo así como uno de sus componentes esenciales), acompañándonos activamente durante nuestra navegación por la web 2.0. 

Compartir un café es sinónimo de compartir un momento agradable, de intercambiar ideas, proyectos e iniciativas o de hacer un alto para la reflexión y el descanso. ¿Cómo lo tomamos?, realmente no hay limitaciones ya que podemos escoger cualquiera de las innumerables variedades y estilos disponibles en la región, desde el guayoyo venezolano, el tinto colombiano, el americano, marrón, con leche, mokaccino, el barraquito o el clásico expresso, entre otros.  El gusto y la variedad al momento de seleccionar el café diario pueden compararse a la propia diversidad de opiniones, criterios, ideas y aportes con los que interactuamos permanentemente en nuestra comunidad virtual de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) 2.0; por ello, esta nueva sección de Gerencia y Cambio Organizacional pretende propiciar un punto de encuentro más allá de los 140 caracteres de Twitter, facilitando una conversación en profundidad sobre los temas medulares de la RSE, los negocios inclusivos, el desarrollo sostenible y los procesos de cambio en nuestra organizaciones, pero bajo una dinámica informal e interactiva, aprovechando las facilidades de las tecnologías de información y comunicación para salvar las distancias físicas, mientras saboreamos y compartimos una taza de café.

Café Responsable...
un momento para encontraRSE con:  Fernando Legrand.




Para iniciar este primer ciclo del café virtual de la RSE hemos contactado a Fernando Legrand, en Buenos Aires, editor de RSE Online, aprovechando la celebración de sus primeros 7 años al frente del primer blog latinoamericano sobre RSE, para conversar un poco sobre su experiencia, el estado actual de la RSE a nivel global y regional, además de los nuevos proyectos por desarrollar.


LC: Bienvenido Fernando, queremos conocer cómo ha sido el balance de estos 7 años de intenso peregrinaje por la promoción de la RSE en las redes sociales…

FL: Muchas gracias Luis por abrir este espacio desde Gerencia y Cambio Organizacional  para seguir sumando a la conversación y reflexión de la RSE.

Como lo he comentado en algunos post aniversario de RSE Online, no ha sido un camino fácil. Ha tenido mucho de soledad, aunque siempre ha habido personas que acompañaron impulsando el trabajo del blog de uno u otro modo. Lo que definitivamente marcó un quiebre, fue el ingreso de RSE Online en las Redes Sociales a fines de 2007, allí el día a día comenzó a transitarse junto a nuevos amigos, viejos conocidos y muchos de esos que venían acompañando desde una simple suscripción por e-mail.  Pero definitivamente el balance ha sido muy positivo, porque el crecimiento de RSE Online ha sido un crecimiento compartido con nuestros seguidores, y eso no sólo me gusta rescatarlo, sino que me parece que es el tipo de crecimiento que agrega valor a las relaciones entre un espacio/actor de la RSE con la comunidad interesada en el tema.

LC: RSE Online se ha caracterizado por presentar una mirada crítica e independiente de las empresas. ¿Cómo se logra esa ecuanimidad?

FL:  La decisión de que RSE Online sea un blog sin anunciantes directos no fue fácil en un principio, pero 7 años después debo reconocer que ha sido la más acertada. En algún momento (previa RSE 2.0) tenía una categoría en el blog que era “Irresponsabilidad”. Había hecho un sello que decía “100% irresponsable”, y allí entraron empresas de rubros tan dispares como textiles, bebidas, telcos o aeronáuticas. Al tiempo, también se destacan las iniciativas positivas de las empresas, aquellas que implicaban un progreso de la RSE, tanto en Argentina como en la región, pero el hecho de no tener la “presión” de contar con un auspicio determinado ha sido muy importante para consolidar la reputación de RSE Online como espacio de liderazgo en la comunicación de RSE de Argentina y de la región.

Ahora lo llamamos #AntiRSE (en la era en la que todo es necesario que se convierta en un hashtag), y si bien el blog sigue sin anunciantes directos, muchos lectores saben que cuando ingresan a RSE Online una forma de “retribuir” el esfuerzo de cada post (no hago “copiar y pegar”) y el compromiso con la verdad es haciendo clic en el bloque de anuncios de Google o también eligiendo o recomendando algunos de los cursos de CapacitaRSE, que es mi principal fuente de ingresos.

LC: ¿Cómo se viene asumiendo la conversación de RSE desde las Empresas y desde las organizaciones promotoras de la RSE en la región?

FL: Este es todo un tema. Desde aquél famoso post de los 120 usuarios de Twitter para seguir la RSE muchos gerentes se sumaron a Twitter para, al menos, seguir el hilo de conversación. Desde el ámbito empresarial son pocos los que se animan día a día a estar en la ola de la conversación: Alberto Andreu (@aandreup), Claudia Cruz (@claucruz), Agustín del Castillo (@agustindc) son algunos ejemplos de los más activos desde el ámbito empresarial. Pero no todos los ejecutivos que de tanto en tanto se meten a hacer algún RT de alguna noticia interesante, parecen estar dispuestos a generar un debate, que es lo que está faltando. 

Las redes sociales no son sólo un canal de emisión, aunque tampoco son un chat público. Hay que saber encontrarle el justo medio para generar información y también para participar y generar debates que contribuyan a una mayor reflexión. De hecho, los post con más visitas de RSE Online, al margen de algunos “must” como los 15 PDFs de RSE más importantes de 2010, son los que generan controversia e invitan a las personas a expresarse.

En cuanto a las organizaciones, he tenido la suerte de incidir en algunas de ellas para su gestión de RSE 2.0. Hay que entender que cada una tiene objetivos y modos de gestión distintos. No siempre hacen caso a todas las recomendaciones que uno puede llevar cuando lo llaman, pero me parece muy importante que estén presentes como primer paso. Seguramente irá llegando el momento en el que cada una, necesite también ir escalando en su participación y presencia. Pero el principal desafío para estas organizaciones es no volverse un usuario robot que de lo único que esté pendiente es de cuántos RTs le hicieron al final del día. Las organizaciones de América Latina, además de llevar el mensaje de sus empresas socias, también tienen la oportunidad de comunicar el trabajo que realizan por el crecimiento del tema en sus respectivos países, y a veces parecen olvidarse de ello.

Otro problema, es que casi todas quieren ocupar en las Redes Sociales la posición de liderazgo que ostentan en el ámbito corporativo de sus países, olvidando que la Red es un sistema horizontal y colaborativo, donde no importa  tanto “lo que yo hago/hice” sino “lo que hacemos/hicimos en compañía” o “lo que puedo aportar para tu trabajo/estudio/vida”.  El gran reto que tienen estas organizaciones, es el de impulsar en sus empresas miembro la participación. Una forma de hacerlo, es incorporando paneles de RSE 2.0 en sus eventos anuales o realizando reuniones de comisiones sobre Comunicación de RSE 2.0. Porque no se trata de instalar Twitter en la empresa, sino de instalar una cultura organizacional 2.0 que da lugar a la Empresa 2.0: sin ésta, no hay RSE 2.0 posible.

LC:  Con motivo de la reciente aprobación de la Norma ISO 26000 como guía referencial para las acciones en RSE, nos surge nuevamente la preocupación de que los modelos de gestión, estándares y buenas prácticas no se conviertan en camisas de fuerza para las organizaciones, limitando nuestras acciones sólo a su cumplimiento, desviándonos del verdadero papel que debe asumir la RSE como un aspecto medular del ADN corporativo. ¿Cómo ha sido la respuesta frente a la ISO 26000?, ¿qué debemos hacer para evitar los errores pasados al implantar otros modelos?

La llegada de la ISO 26000 en noviembre de 2010 ha sido bien interesante. Desde el punto de vista del blog, se ha convertido en el principal término de búsqueda desde los motores como Google, superando en numerosas ocasiones a términos como "RSE" o "Responsabilidad Social Empresarial". Esto está marcando un creciente interés. Como creo haber leído por allí, la ISO 26000 está de moda, y ciertamente corre el riesgo de convertirse en una camisa de fuerza para las organizaciones, pero en este caso, creo que dentro de sí misma también podría estar la solución para este inconveniente que aparece con otros estándares, y es su caracter holístico.

En última instancia, hay cosas de la ISO 26000 que pueden quedarle grandes a muchas organizaciones, con lo cual, podrán suplirlas con alguna otra herramienta compatible. Y creo que en la Innovación está la respuesta concreta a tu pregunta. Hoy es la ISO 26000 la novedad, pero es una guía, y hay cosas que incluso no plantea aún (como los Negocios Inclusivos), con lo cual siempre habrá un componente que las organizaciones podrán activar para "no quedar atadas".

Las empresas que entienden el valor de la innovación son las que crecen. Hace poco se comenzó a hablar con más fuerza del crowdsourcing para la RSE, algo que desde nuestros espacios trabajamos pero ahora este tipo de iniciativas parten desde las empresas, para crear valor colaborativo, con ideas que están más allá de una guía que nos ofrece una organizacional internacional. Ahí tenemos una clave de lo que viene, sin dudas...

3 comentarios:

Juan Andrés Cano - Semilla dijo...

Interesante la lectura de Fernando. Buena idea la de las entrevista. La RSE está movilizando muchos temas y aún nos queda mucho por seguir pensando, interiorizando y llevando ala práctica coherente de las empresas. El camino sigue.

Marisabel peña de Crespo dijo...

Aplaudo tu iniciativa Luis Manuel, al crear la sección de "Café Virtual de la RSE", genera un ambiente de serenidad, cordialidad y empatía, que propician el compartir -como bien lo dices- del día a día experiencial que nos une, reune, vincula y enfoca en torno al necesario tema de la RS, y hurgar sobre las ideas que podemos promover y convertir en acciones en beneficio de nuestro entorno organizacional y social, convirtiéndolo en un compromiso volitivo absolutamente humano. Muy acertada la invitación que extendiste a nuestro común amigo fernando legrand (@Rseonline) al compartir el primer café virtual de la RSE; conocedor de la materia, impulsor y motivador de su práctica desde la web 2.0. Sus ideas, enfoques e iniciativas, nos inspiran a seguir en este ambiente colaborativo cada vez más integrado, desde la diversidad que nos caracteriza, gracias al avance y preparación en lo referente a las nuevas tecnologías de la información y comunicación y la necesaria y consciente aplicación de acciones responsables compartidas en el ambito organizaconal. Adelante Luis manuel, éxitos!!!

Gastón Bilder, International Legal Counsel - Community Relationships dijo...

Felicitaciones por la iniciativa y muy interesante la entrevista a Fernando @rseonline. Tal como menciona Fernando, la conversación se hace aun más interesante cuando los temas son controversiales o se aporta una nueva perspectiva.