20 de mayo de 2010

Tu compromiso por una mejor sociedad





Durante el último año hemos podido ver, con gran satisfacción para todos quienes interactuamos dentro de la web 2.0, cómo la responsabilidad social empresarial ha ido asumiendo un rol protagónico dentro de los espacios de discusión para la promoción de nuevos esquemas de gestión responsable, siendo asumida como una cuestión cultural, un modo de actuar y de entender la interrelación de la empresa con su entorno, haciéndola parte integrante de la estrategia empresarial. En la actualidad, las empresas están conscientes de que la inversión en RSE y el desarrollo de modelos de negocios inclusivos les genera un alto valor agregado, por lo que están orientando sus esfuerzos hacia la adopción de metas empresariales compatibles con el desarrollo sostenible, promoviendo la preservación de recursos económicos, medioambientales y culturales para las futuras generaciones, respetando la diversidad y coadyuvando a la reducción de las desigualdades sociales.

Las empresas ya no rinden cuentas única y exclusivamente a sus accionistas, sino que deben tomar decisiones de consenso con todos sus grupos de interés (sus stakeholders) dentro de un nuevo marco de relaciones en el que se asume la participación como algo natural, efectivo, generador de un adecuado clima de confianza y colaboración basado en la gestión del conocimiento, en el manejo integral de las relaciones humanas, permitiéndoles disponer de un amplio caudal de información sobre las tendencias de comportamiento de ese nuevo tipo de consumidor y ciudadano, que actúa en muchas situaciones diferentes y que busca la satisfacción de sus necesidades pero de una manera inteligente, responsable y socialmente comprometida, manteniéndose actualizado en todo momento gracias a la interacción dentro de las redes sociales.

Es precisamente ese nuevo tipo de consumidor y ciudadano quien está llamado a desempeñar el papel de "integrador social", de articulador de los esfuerzos individuales de cada una de las partes, propiciando sinergias que permitan la construcción de una mejor sociedad, mucho más justa e inclusiva, dentro de un enfoque de negocios que asegure el mantenimiento de operaciones productivas económicas y rentables, de alto impacto social y de respeto por el medioambiente, sujetas a los principios elementales de ética, transparencia y de rendición de cuentas entre todos los actores, lo que debe asegurar un verdadero y sostenible bienestar social.

Con base en estas consideraciones, dejamos abierta a nuestra comunidad #RSE en Twitter la pregunta: ¿Cómo expresarías tu compromiso personal en la construcción de una mejor sociedad, mucho más justa e inclusiva?, a los fines de conocer más detalladamente qué aspectos o cursos de acción serían necesarios en nosotros mismos para actuar como ciudadanos responsables, socialmente comprometidos en la consecución de ese objetivo. Las respuestas, de una gran profundidad y sensibilidad, no se hicieron esperar:

José Guevara, Venezuela:
Promoviendo la libertad responsable, a través del ejercicio ético de la misma, sustentado en el respeto a los derechos humanos.

Ynekuz Ely, Venezuela:
Reflexionando sobre los aportes para cambios, creo en la flexibilidad, en romper paradigmas y en el manejo de la incertidumbre.

Estefanía Salazar, Venezuela:
El ser humano es digno, como su lenguaje. Promuevo el uso de términos no sexistas e inclusivos, por ejemplo: persona con discapacidad motora, no paralítico... o niños especiales... es un detalle, pero que a muchas personas representa respeto.

Fundación PROhumana, Chile:
¡Dedicando la vida a eso! a construir inclusividad y equidad.

José Alvarez Cornett, Venezuela:
Estudio la historia. Pienso que sólo comprendiendo los contextos se puede llegar a visualizar soluciones verdaderas.
Como ciudadano, lo que deseo es formarme un criterio, tener un marco intelectual que actúe como lente para enfocar y poder dilucidar mi lugar, en el aquí y en el ahora, de esta nación llamada Venezuela.
Todo lo que aprendo lo escribo en @infociudadano o similares. Adicionalmente, hay metodologías de intervención de grandes grupos que permiten generar comunidad y crear nuevos diálogos y contenidos.

Marisabel Peña, Venezuela:
Una autoreflexión de quienes tenemos vocación por el servicio humanista, hasta conectarnos en redes promoviendo el convivir en la diversidad.

Geysha Castillo, Venezuela:
¿Una sociedad más inclusiva y responsable?
Tomando consciencia de cómo en mi circulo de influencia puedo construir valores.


¡Gracias a tod@s por su participación!


Imagen:
Caracas... dos visiones


No hay comentarios: