22 de noviembre de 2009

¿Qué herramientas usar para medir y gestionar la RSE?


Por Fernando Legrand (1)


Cuando la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) se gestiona estratégicamente se requieren de dos cosas básicas: una guía de gestión y un indicador que nos permita medir de algún modo (y en mayor o menor grado de complejidad) aquello que hacemos por ser cada día más socialmente responsables de una organización empresarial. Para ofrecer un panorama completo, en esta oportunidad, se acompañarán las opiniones de otros expertos en RSE, quienes también ponen en marcha estas herramientas gestión y medición en su día a día. Para esto, Nelson Nuñez Vidal, Senior Consultant de BSD Consulting Chile (una de las cinco organizaciones de América Latina certificadas por GRI), Xavier Agulló, Director de Ètia, y Luis Manuel Carapaica, de Gerencia y Cambio, complementarán con sus opiniones acerca de la GRI, la SGE 21 y la Accountability AA1000, además de los Indicadores PLARSE y los recientemente lanzados por la Ciudad de Buenos Aires.

  1. La Global Reporting Initiative (GRI). La guía desarrollada por el Global Reporting Initiative, contiene principios, requisitos e indicadores para estructurar un Reporte de Sostenibilidad relevante y creíble, va en su tercera versión y por ello es conocida como G3. La principal virtud del Reporte de Sostenibilidad en la modalidad GRI es que facilita una gestión interna socialmente responsable. Además, permite mantener informados a los principales partes interesados de los progresos, desafíos y eventuales retrocesos experimentados en el campo económico, ambiental y social de la empresa u organización, mediante un proceso de involucramiento de stakeholders. Actualmente más de 2000 empresas emiten este reporte, lo que permite un alto nivel de comparabilidad de la empresa con el resto de su industria. Al mismo tiempo permite generar un sistema de alerta temprana de posibles riesgos ambientales, sociales o económicos, se constituye en una herramienta de diagnóstico para sus procesos internos, ayuda a la reducción de costos en cumplimiento de nuevas regulaciones ambientales o laborales, favorece la ecoeficiencia, mejora el acceso a capital gracias a un fortalecimiento y transparencia en las relaciones con proveedores de capital o inversionistas, contribuye a la innovación de productos , incrementa la lealtad de los consumidores y finalmente demuestra la coherencia de entre una RSE que se declara y la que se practica.
  2. La SGE 21. El principal diferencial de esta norma es que a diferencia de otras como la SA8000 o la AA1000 que cubren aspectos específicos de la RSE, la SGE 21 se complementa con todas ellas y cubre además todos los otros aspectos de la RSE. Es el único estándar certificable que cubre globalmente todos los ámbitos de la RSE. La SGE 21 permite armar un sistema de gestión integral (procesos, indicadores, procedimientos, documentos, etc.). Actualmente, la SGE 21 tiene mayor presencia en España (donde fue creada por Forética) y en América Latina, Colombia es uno de los principales países que adoptó esta norma, aunque también ha sido bien recibida en otros países como Venezuela y por algunas empresas en Argentina.
  3. La Norma Accountability AA1000 (2º Ed. 2008). Se trata de una norma de procedimiento utilizada para garantizar la transparencia en los procesos de rendición de cuentas, así como en la evaluación y la difusión de los aspectos éticos y sociales de la gestión empresarial. Incluye métodos, directivas y pautas para la descripción de los procesos e interacciones entre la planificación, la contabilidad y la auditoría, además de evaluar los aspectos relacionados con la difusión del compromiso entre los stakeholders y los distintos niveles de coherencia organizacional. Dentro de las ventajas de la Norma es que puede aplicarse de manera combinada con otros sistemas de aseguramiento de la calidad, al tiempo que es complementaria de la metodología Global Reporting Initiative (GRI), lo que nos asegura el mantenernos alineados con la estructura de los reportes de sostenibilidad en cuanto a los asuntos e indicadores que la empresa debería informar, así como en aquellos referidos a la calidad y presentación de la información.
  4. Indicadores PLARSE. Surgen de la base de los ya conocidos Indicadores Ethos que vienen siendo readaptados en varios países de América Latina por distintas organizaciones dedicadas a la promoción de la RSE. El diferencial de estos indicadores consiste en que se logró alinear los aspectos centrales de los indicadores base junto con ciertos aspectos específicos que se requerían según el país donde se fuera a utilizar. De este modo, los Indicadores PLARSE constituyen una guía de autodiagnóstico muy completa y útil para empresas que tengan presencia en el SubContinente, ya que les permite tener una visión común de su “estado de situación” antes de dar el salto hacia normas o estándares más globales como la SGE 21 o la GRI.
  5. Indicadores CABA. El martes 17 de noviembre se lanzó en la Ciudad de Buenos Aires una web de Indicadores de RSE en línea para empresas del ámbito porteño. La iniciativa permite a las empresas completar los indicadores online previa elección del barrio en el que operan, lo cual le está otorgando al equipo de trabajo que confeccionó esta iniciativa, una interesante base de datos geolocalizada. Los Indicadores de RSE de la Ciudad de Buenos Aires están basados en estándares de Ethos, ProÉtica, IARSE, Forética, Pacto Global, ISO 26000, y divididos en 10 tópicos: Ética, Gobernanza, Prácticas Laborales, Ambiental, Prácticas Operativas Justas, Consumidores, Desarrollo de la Comunidad, Derechos Humanos, RSE e Informe de RSE. Para probar los Indicadores se puede acceder al sitio web www.rseba.gob.ar También se recomienda consultar los Programas de RSE que están activos en las diversas áreas de Gobierno de la Ciudad.

(1): Fernando Legrand es editor de RSE Online, el primer blog argentino sobre Responsabilidad Social Empresaria, que está online desde el 7 de marzo de 2004. Desde 2008 reafirmó el liderazgo de RSE Online como medio de comunicación especializado al incluir transmisiones “en directo” a través del blog de distintas Jornadas y Seminarios que se realizaron, además de ser uno de los impulsores del Blog “no oficial” de las Conferencias Interamericanas sobre RSE, organizadas por el Banco Interamericano de Desarrollo, que permitió por primera vez en la historia de estas conferencias llegar al instante a través de las redes sociales a cientos de interesados que no pueden concurrir a ellas.

RSE Online es referente indiscutido en América Latina de la llamada RSE 2.0, que promueve activamente a través de las Redes Sociales y es uno de los impulsores del Nodo Tuitero de la RSE.

No hay comentarios: