3 de marzo de 2010

RSE: Diferentes enfoques, un mismo objetivo (2ª entrega)



En nuestra entrega anterior incorporábamos algunas opiniones sobre la evolución del concepto de Responsabilidad Social Empresarial (RSE), de autores que aún cuando mantienen diferentes enfoques sobre el tema convergen en la necesidad de profundizar esfuerzos entre todos los actores sociales para la construcción de una mejor sociedad, mucho más justa e inclusiva, dentro de un modelo de economía sostenible, ética y socialmente responsable. En esta oportunidad, atendiendo algunas sugerencias de nuestros seguidores en Twitter (@gerenciaycambio), complementamos el aporte con las visiones del tercer sector de acción social, los organismos internacionales y el sector empresarial, invitándonos a la reflexión sobre una visión mucho más estratégica, completa e integradora del concepto de la RSE.


"El desarrollo de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC), con sus aciertos y con sus fracasos, nos ha dejado varias enseñanzas... (1) ser responsable o no es una decisión personal y (2) es una decisión de la que nadie está exento."

"Mirándonos las entidades no lucrativas de la misma manera que se ha mirado el empresariado, nos damos cuenta de que ese ejercicio de reflexión y autoconocimiento todavía no se ha hecho. Nuestra propuesta es que las entidades no lucrativas generen su propio modelo de responsabilidad social. Somos demasiado diferentes a las empresas para utilizar los suyos. Somos un sector terriblemente diverso: diferentes actividades, distintos orígenes, formas legales, áreas de actuación, etc.; somos organizaciones jóvenes por lo general, profesionalizadas en diferente grado, con problemáticas que no existen en el mundo empresarial, como el voluntariado. Detectar esos hechos diferenciales es fundamental a la hora de desarrollar el modelo de Responsabilidad Social de las Organizaciones (RSO)."

RSO, Modelo Básico de Responsabilidad Social
de las ONG,
febrero 2005

"Es difícil pensar en la RSC dentro de un marco de desarrollo sostenible sin tomar en cuenta los nuevos equilibrios entre los actores globales (organismos financieros y de comercio multilaterales, empresas transnacionales, ONG's, etc.) con sus cambios en las estrategias de negocios y los nacionales (sector privado, Estado y las comunidades locales). Tampoco se puede hablar de sostenibilidad sin tomar en cuenta la llamada "ciudadanía corporativa", sus actores (parlamentos, gobiernos nacionales y locales, productores, consumidores, religiones, universidades, etc.) y sus funciones específicas, representatividad, es decir el amplio espectro de su accionar."

Georgina Márquez.
CEPAL-GTZ,
noviembre 2003

"Para promover la RSC, debemos fundarla en una comprensión amplia de la interrelación entre la sociedad y una corporación, al tiempo que la anclamos en las estrategias y actividades de empresas específicas. Decirle a todo el mundo que los negocios y la sociedad se necesitan mutuamente podría parecer un cliché, pero es también la verdad básica que rescatará a las empresas del caos que han creado sus actuales ideas de responsabilidad corporativa."

"Las corporaciones exitosas necesitan de una sociedad sana... Al mismo tiempo, una sociedad sana necesita de empresas exitosas. Ningún programa social puede competir con el sector de negocios a la hora de crear trabajos, riqueza e innovación que mejore los niveles de vida a través del tiempo."

"Las ONG, los gobiernos y las empresas deben dejar de pensar en términos de "responsabilidad social corporativa" y comenzar a pensar en términos de "integración social corporativa."

Michael Porter & Mark Kramer.
Harvard Business Review América Latina,
diciembre 2006.

3 comentarios:

Ma®iana♥Camandrelly dijo...

Te extiendo mis saludos a la vez que te comparto: Que he comprendido y soy consciente junto a Otros, que "la Empresa y Sociedad" entran en Contacto y que tenemos que SER Socialmente Responsables !!!!

Te dejo saber, que precisamente, en el día de hoy, estaré participando como ponente en una Conferencia de Responsabilidad Social Empresarial

http://marianacamandrelly.blogspot.com/

Luis Manuel Carapaica Gil dijo...

Estimada Mariana:

Muchas gracias por tu comentario.

Hoy más que nunca, las empresas están concientes de que la inversión en RSE les genera un alto valor agregado; frente a esta nueva realidad, se impone la necesidad de un manejo estratégico de sus relaciones con la sociedad, propiciando un adecuado clima de confianza y la adopción de una cultura ética empresarial basada en valores universales como la honestidad, la transparencia, la comunicación, el diálogo y el fomento del desarrollo innovador y creativo.

Las empresas ya no rinden cuentas única y exclusivamente a sus accionistas, sino que deben tomar decisiones compartidas con todos los actores involucrados, actuando como empresas socialmente responsables y verdaderamente comprometidas con el desarrollo sostenible, preservando recursos ambientales y culturales para las futuras generaciones, respetando la diversidad y promoviendo la reducción de las desigualdades sociales.

Por ello, suscribimos totalmente la opinión de Porter y Kramer en cuanto a que "...las empresas deben dejar de pensar en términos de "responsabilidad social corporativa" y comenzar a pensar en términos de "integración social corporativa".

Saludos,

Luis Manuel Carapaica Gil.

Johanna dijo...

Buenas Tardes
Podria indicarme su correo web..voy a trabajar en un tema de tesis en referencia a RSE y queria compartir algunas ideas con Usted..Soy estudiante de la UNIMET (Post grado)